¿Problemas con "gancho"?

Descripción: Descripción: Descripción: Descripción: Descripción: Descripción: Descripción: Descripción: proble1Realizar cálculos en Física es básico, puesto que la cuantificación de las magnitudes que en ella se utilizan es precisamente la base del actual método de trabajo de esta rama del saber. Por eso lo que los alumnos suelen llamar "problemas", como si fueran algo diferente de la teoría, desempeña un papel fundamental en la enseñanza de esta materia. Porque no pueden resolverse sin un conocimiento de esa teoría y a la vez su resolución facilita el aprendizaje de ella. Todos los profesores coincidimos en que problemas y teoría son una misma cosa, porque para resolver aquellos es preciso haber comprendido claramente esta. ¿De dónde proceden las discrepancias entre los unos y los otros?

Una respuesta a esta pregunta puede ser que a los alumnos, en muchos casos, no se les ha enseñado bien como deben resolver los problemas. Y han llegado a la conclusión de que se resuelven aplicando unas recetas   aprendidas de memoria. Cuando tal cosa ocurre no se han alcanzado algunos o todos los objetivos que deben presidir la realización de cálculos numéricos en esta materia. Serían ellos entre otros: 

1) Aunque parezca obvio, el primero es entender el fenómeno físico que se presenta en el problema a resolver y el significado de todas las magnitudes que en él intervienen. 

2) Saber razonar los pasos adecuados para resolverlo incluyendo el manejo de las herramientas matemáticas precisas y

3) Ser capaz de analizar con espíritu crítico los resultados obtenidos.

¿Cómo se pueden plantear los enunciados de los problemas para acercarse lo más posible a alcanzar esos objetivos?

Una vez más las soluciones, o intentos de soluciones, al problema de los problemas pueden ser varias. Por ello se van a proponer aquí algunas, que al menos facilitan en ocasiones el aproximarse a esos objetivos ideales. Se trata en principio de que los problemas tengan un mínimo "gancho" para que los alumnos, en la medida de lo posible, se interesen por ellos y si es posible sientan curiosidad por conocer los resultados que se obtienen. A conseguirlo pueden ayudar varias cosas:

1) Que los problemas versen, siempre que se pueda, sobre hechos físicos que el estudiante conozca o que pueda imaginar fácilmente

2) Que los resultados permitan ser objeto de crítica en función de los conocimientos que el alumno posee.

3) Aunque sea más difícil de conseguir, hacer que la "historia" del problema pueda despertar curiosidad en el alumno, sea sobre ese tema o sobre otra cosa aunque no sea de Física.

4)  Que al alumno le resulten familiares la forma de presentar los datos que se le dan y pueda asociarlo con objetos familiares. Para ello nada mejor que, en vez de presentar solamente los números precisos, presentárselos en relojes, balanzas, mojones kilométricos, etc.

En lo relativo al "gancho", no nos hacemos la ilusión de emocionar a los estudiantes ante un problema determinado, pero sí provocarle un mínimo interés. Teniendo en cuenta que nos encontramos en una era en la que la cultura de la imagen es la que manda, ¿no puede ser un aliciente para interesar por un problema, plantearlo de forma animada?   Eso se puede hacer con unas viñetas o fotos atractivas y si es posible con imágenes animadas. Hoy, ventajas de la modernidad, no resulta difícil hacerlo hasta a artistas tan poco hábiles como los autores de esta página. Todo ello tiene la ventaja de que el tema resulta más entretenido, obliga al estudiante  a fijarse en las imágenes y le acerca a la realidad. Si en vez de decir que algo está a una distancia dada del suelo, se le señala que está en un piso conocido y se le da la altura de cada uno de estos, le colocaremos en una situación más parecida a la que se le plantea en la vida ordinaria. ¡Y de paso se hace una idea de la altura de las casas normales!

Hoy puede usarse Internet como herramienta básica de la enseñanza por lo que el alumno puede hacerlo desde su casa o hasta con el teléfono móvil, que la mayoría de ellos maneja. Para ilustrar de nuestras intenciones veamos dos ejemplos.

1.    Un problema de Cinemática  que usualmente suele presentarse con un enunciado del tipo: 

Un cuerpo sale de A a hacia B a 43,2 km/h y 1 minuto después sale de 100 m más atrás, otro a 50,4 km/h. Si ambos se mueven en la misma dirección y sentido, hallar el tiempo que el segundo tarda en alcanzar al primero. 

    Planteado así no puede despertar la curiosidad del alumno porque es muy fácil que no asocie el enunciado con nada conocido y tampoco puede despertar su sentido crítico ya que el resultado no le dice absolutamente nada. ¿No será posible conseguir algo más si se presenta como el de "Correr para sobrevivir" de la "Colección de problemas" que aparecen en esta web? Al que se puede acceder desde aquí

       2. Un problema de energía mecánica en el que haya que calcular la energía cinética de un cuerpo en movimiento, presentado con frecuencia como: Un cuerpo se mueve a 30 m/s de velocidad. ¿Qué energía cinética posee?

Los inconvenientes son los mismos del caso anterior. Quizá las cosas cambian si se le presenta como “La duda del estudiante” al que se puede acceder desde aquí.

Finalmente queremos plantear una opinión acerca del número de problemas que los alumnos deben resolver en las sesiones de clase. ¿No  es más positivo resolver unos pocos problemas con detenimiento y discusión que abordar muchos despachándolos rápidamente?  No hay que olvidar que este método es mucho más proclive a aprender recetas que a analizar con sosiego todas las posibilidades de cada uno. Aunque sea solo porque si se han discutido ampliamente dos problemas en una sesión de trabajo, todos se acuerdan (nos acordamos) de lo que se hizo, pero como resolvamos siete lo más normal es que al cabo de un rato se nos olviden cuatro. Y si se desea, o conviene en un caso dado, hacer varios  ¿por qué no se aprovecha uno de los ya planteados, buscando situaciones diferentes a las presentadas inicialmente?  

Evidentemente no es fácil encontrar problemas que reúnan las condiciones exigidas. Por eso nos hemos embarcado en crear un banco de problemas de este tipo en una parte de nuestra página web. Para acceder a ellos ir a Problemas: Nivel inicial  o a Problemas: Nivel superior   

Si algún lector aporta alguna sugerencia se la agradecemos de antemano y la tendremos muy en cuenta.