La Física y el cuento

(Física y Literatura no están reñidas.

Por eso un cuento puede ayudar a comprender algunos conceptos físicos)

 

 

UN TRABAJO QUE NO ES TRABAJO

 

- Ese señor ni está haciendo trabajo, ni pierde energía, abuela.

La frase de su espabilado nieto impactó mucho en la mente de la veterana abogada, porque le hizo recordar unos detalles de los viejos tiempos de la lejana niñez. El comentario había surgido esa mañana cuando caminaba por la calle en Descripción: Descripción: Descripción: Descripción: Descripción: Obrero3compañía del muchacho. Porque al dar la vuelta a una esquina se encontraron con una incidencia que acababa de ocurrir.

Unos obreros debían estar intentando arreglar un desperfecto de un edificio y uno de los postes que sostenía una plancha se había roto. Y como había varios objetos arriba un operario estaba sosteniendo la plancha en el punto donde se produjo el estropicio, mientras sus compañeros buscaban con urgencia una columna de repuesto. Al oírle quejarse, ella no pudo menos de decir que vaya trabajo que tenía que hacer el hombre y que se quedaría sin energía como no llegaran enseguida los que tenían que ir en su auxilio. Algo que el chaval que la acompañaba negó con seguridad afirmando:

- Ese señor está quieto y si no se mueve, no hay desplazamiento. Y si no hay desplazamiento no hay trabajo.

  Remató la afirmación argumentando que tal cosa acababa de aprenderla en el texto de Física. Intentó convencerle la abuela de que por supuesto que estaba consumiendo energía el sostenedor de la barra, pero el muchacho insistió en sus tesis y ella decidió no continuar discutiendo. Entre otras razones porque, aunque su memoria le flaquea con frecuencia, hay cosas de las que aun no se ha olvidado. Y la frase del joven le hizo recordar algo que estudió en los años de bachillerato y que, tal como se lo contaron, no fue capaz de entender.

Cuando llega a su morada, tras pensar que parece que no han cambiado mucho los textos educativos, se le ocurre intentar aclarar sus ideas sobre la energía y el trabajo. Algo que hasta el presente se negó siempre a hacer. Activa el ordenador y consulta la última versión del diccionario de la Real Academia Española de la Lengua. Encuentra allí, en lo que el texto señala como propio de la Física que distingue con la abreviatura Fís, que la energía es “la capacidad para realizar un trabajo”. Pero luego cuando define este afirma que es el “producto de la fuerza por el camino que recorre su punto de aplicación”. Así que es incapaz de dejar de comentar:

- Sigo sin entender nada.

Pero cuando vuelve a salir de la casa encuentra en el ascensor a un convecino que ha sido profesor de Física y ella sabe que es muy rebelde con la tradición. Y como tiene confianza le pregunta si no hay otra forma de contar lo del trabajo y la energía cosas que ella no entendió años ha.

La respuesta del amigo es que conceptos como longitudes, masas, velocidades y otros son fáciles de comprender pero el de energía no lo es. Le dice que hace ya cuarenta años que publicó una propuesta que intentaba facilitar esa comprensión. Propuesta que sigue manteniendo aunque con una presentación diferente, dados los medios que hoy existen para poder hacerlo. Y le da la dirección de su página web. Página que ella se propone visitar en cuanto se encuentre de regreso.

 

 

Si se quiere conocer lo que va a ver la abuela pulsar en este enlace.