La Física y el cuento

(Física y Literatura no están reñidas. Por eso un cuento puede ayudar a comprender conceptos físicos)

 

La tabla milagrosa.

El joven Pi era un personaje inteligente y muy aficionado a gastar bromas a sus amigos. Y en la tarde estival llegó a la piscina dispuesto a plantearles una nueva a algunos de sus camaradas.

Para ello se había llevado varios objetos de madera muy ligera y de espesor bastante apreciable. Todos estaban bellamente coloreados y eran de pequeño tamaño salvo otro que era un fragmento plano bastante grande pero con un aspecto feo y poco atractivo. Contó que moviéndose sobre alguna de esas cosas por la piscina, se podía atravesarla flotando en el agua sin mojarse los pies. Pero eso solo funcionaba con una, la “tabla milagrosa”. Sugería que para elegirla había que fijarse cuidadosamente en el aspecto más atractivo que ofreciera para el caso. Añadió que era conveniente contemplarla con concentración para poder convencerse de su capacidad de flotar. Propuso después un concurso con premio incluido para el que lo lograra hacer en el menor tiempo posible.

Uno de los presentes, al que le emocionaban todas las cosas de vistosos colores y bello aspecto y que además era muy lanzado y poco reflexivo, se postuló voluntariamente como iniciador del juego. Se subió al madero ovalado más primorosamente acabado de todos y tras mirarlo un momento muy atento, inició la travesía. Enseguida comenzó a hundirse en el agua y gritó:

- Esto falla y me estoy mojando…

Tras nuevos intentos con otros artilugios, intentos que también fallaron, los amigos de Pi le pidieron que demostrara personalmente que él era capaz de hacerlo.

Sin esperar ni un minuto, el interpelado se acercó a la orilla cogió la tabla ancha y fea, se detuvo un momento contemplándola con atención y luego atravesó la piscina sin que se mojaran sus pies.

Ante las protestas de los anteriores concursantes, que no entendían cómo le había resultado atractivo el objeto más feo de todos, el joven Pi argumentó muy serio:

- Es cierto que dije que cada uno debía optar por el que le pareciera más atractivo, pero dije que para el caso. Lo que no significaba que fuera el más bonito, sino el que considerara mejor para hacer lo que había que hacer y para mí el mejor era esta madera.

 

Razonando un poco, ¿por qué consideró ese como el más conveniente?

Para encontrar una respuesta científica Continuar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                         

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La tabla milagrosa. Explicación

Si un cuerpo se encuentra sobre la superficie del agua, la fuerza peso le presiona contra esa superficie haciendo que penetre en ella y el agua se opone a tal cosa. Suponiendo que esté constituida por moléculas o átomos unidos entre sí estos son los que se oponen a la penetración.

Si la superficie es muy pequeña, como puede verse en la imagen izquierda, son pocas partículas las que se oponen a ello. Por el contrario si la superficie es grande, como la de la imagen derecha, hay muchas que lo hacen y por tanto el cuerpo penetra menos o no penetra

Y por eso uno se hunde y otro no.

Descripción: image002

Continuar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Clavando clavos

image005

 

 

Algo parecido ocurre si se quieren clavar los clavos que aparecen en la imagen sobre el trozo de madera.

Es obvio que el de la izquierda apenas va a penetrar tal

como está.

El de debajo del martillo precisará  más fuerza que el que se halla a su derecha para penetrar igual.

Continuar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                     

 

 

Lo anterior lleva a la necesidad de tener en cuenta no solo la fuerza que se hace sobre un cuerpo sino la superficie de este sobre la que se hace.

Por ello es conveniente definir una nueva magnitud:

LA PRESIÓN

Fuerza ejercida sobre la unidad de superficie.

Si se quiere representar la presión p con una ecuación siendo F la fuerza que se hace sobre una superficie

S resulta:

p=F/S

Su unidad en el S.I. es el  N / m2 denominada Pascal

(aunque no hay ningún inconveniente en escribir N / m2)

El cuento forma parte del tema "Fuerzas en fluidos" al que se puede regresar pulsando Fluidos si se procede de él.

O volver al inicio del cuento o Estudiar Física para ir al inicio de la web