La Física y el cuento

(Física y Literatura no están reñidas.

Por eso un cuento puede ayudar a comprender algunos conceptos físicos)

 

 

La fuerza imaginaria

 

El joven estudiante siempre había tenido una portentosa imaginación y era aficionado a inventarse historias de magia y misterio. Acababa ahora de subirse a un vagón de tren con una maleta en el que iba a hacer un corto recorrido, y se había situado en un extremo del último vagón mirando hacia la locomotora. Al otro extremo y sobre el suelo, estaba inmóvil un bloque de hielo que él observaba con curiosidad, por lo extraño de su presencia en ese lugar. Hasta que en un momento dado el tren comenzó a moverse, ganando velocidad de forma progresiva. El mirador comprobó estupefacto dos cosas diferentes. Una, que el hielo iniciaba un movimiento hacia él, es decir en sentido contrario al que sabía que se movía el tren. Y otra que la maleta que había puesto en el suelo no se movía.

Recordando que en las jornadas anteriores acababa de estudiar las leyes de Newton, que afirman que un cuerpo solo se pone en movimiento si lo empuja una fuerza, se asombró de lo observado. Inmediatamente se le ocurrieron dos posibilidades para explicar el fenómeno. La primera era que en ese vagón no se cumplían las leyes image001recién aprendidas. La segunda que sí se cumplían y que pasaba algo raro. Y como le acontecía con frecuencia, se disparó su fantasía e imaginó que él era capaz de hacer fuerzas a distancia sobre el hielo. Por eso le gritó emocionado a su hermana, que había ido a despedirle y que acababa de concluir con éxito el último curso de la licenciatura en Física, que era capaz de hacer una fuerza mágica sobre el hielo.

Observando esta con atención lo que ocurría, se sonrió y le contestó al cabo de un momento:

- No es mágica, chico, es imaginaria.

Cuando al final de la jornada se reencontraron de nuevo en casa, pidió el joven una aclaración del motivo por el que ella había cambiado su forma de denominar a la posible fuerza extraña que él era capaz de hacer y que impulsaba al hielo.

- Porque tú solo has cambiado el nombre y has dado por hecho que yo si hacía la fuerza – argumentó en defensa de su tesis.

La experta en el tema era ahora una declarada crítica con las formas usuales de enseñar la Física en los primeros niveles. Y le contestó al imaginativo con una frase lapidaria:

- Lo imaginario no es real porque significa, como dice el diccionario,  que es algo que “solo existe en la imaginación”.  Lo que ocurre con esa fuerza que te crees capaz de hacer.

Después se llevó al hermano a su ordenador y le enseñó el video que había filmado para explicarle lo sucedido. Allí había unas imágenes ilustrativas y lo hizo porque esperaba la pregunta. 

 

Acceder  al video de la joven física

 

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Moviendo los cuerpos

En un suelo inmóvil (1) para mover maleta y bloque hay que hacer una fuerza F  que se puede hacer tirando de ellos con una cadena. En el caso (2) la fuerza solo la puede hacer el suelo.

Continuar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Conclusiones

 

Como ocurre con las posiciones y los tiempos al estudiar los movimientos, también pasa con las fuerzas.

Su análisis en las observaciones de cualquier fenómeno depende del marco de referencia desde el que se analiza ese fenómeno.

Durante mucho tiempo se siguió manteniendo la existencia de fuerzas imaginarias como la del caso analizado, que se llamaban fuerzas de inercia e incluso se utilizaron en los primeros niveles de estudio de la Física.

Pero en estos niveles quizá convenga utilizar como único marco referencial, en la medida de lo posible, la Tierra considerada inmóvil.

 

Este cuento forma parte de un tema para alumnos al que se puede acceder desde

Iniciando el estudio de fuerzas y movimientos

Si se quiere leer de nuevo el cuento pulsar en cuento

Y desde Estudiar Física  se entra en la página inicial de esta Web.